Ozonoterapia

  • imagen_subseccion

La ozonoterapia consiste en la aplicación de Ozono, un tipo de oxígeno trimolecular que el organismo utiliza para mejorar reacciones metabólicas. Algunas vías de inoculación de ozono son la insuflación rectal, la vaginal y la percutánea en casos de úlceras;  la inyección intramuscular para tratar problemas alérgicos;  la infiltración intraarticular para tratar todas las enfermedades reumáticas y degenerativas; y la inyección intravertebral, la cual utilizan regularmente los traumatólogos para evitar tener que realizar intervenciones quirúrgicas para tratar hernias discales.

Nuestro tratamiento estrella de la ozonoterapia es la mezcla del Ozono con la sangre del paciente, la lo que se le conoce como la Gran Autohemoterapia (G.A.H.T). Este tratamiento  consiste en extraer de 100 a 200 centímetros cúbicos de sangre, ozonizarlos (mezclarlos con ozono) y volverlos a inyectar al paciente. Con el ozono estamos consiguiendo unos niveles de saturación de la hemoglobina de prácticamente un 100%. La hemoglobina es la proteína encargada de transportar el oxígeno a los tejidos. Al aumentar su saturación con el ozono, se obtiene una mayor sesión de  oxígeno a los tejidos generando excelentes resultados en pacientes con enfermedades cardiovasculares.

Duración del procedimiento: De 30 a 40 minutos

Indicaciones: Requiere previa valoración médica